Blogia
Sigue a la Bola.

Todavía puedo enseñarte de nuevo

La maestra que me enseño a leer y a escribir hace casi 35 años, aun está trabajando en la misma escuela primaria en que crecí. Ella se llama Mirta Pérez Hernández y cuando la descubrí entre los alumnos de cuarto grado este 1ro de septiembre les confieso que no lo podía creer. Me miró a los ojos y me tomó las manos, las presionó fuerte y me dijo:

Todavía puedo enseñarte de nuevo a sentarte bien y a no leer cantado Tamarita… y su pícara mirada me atrapó, como solía hacerla cuando tenía 6 años.

Hoy esta reportera a las puertas de los 40, regresó de nuevo a la Escuela primaria Orestes de la Torre de la ciudad cubana de Santa Clara de la mano del menor de sus hijos, Alejandro. Pronto conocerá de los libros, las primeras letras, cómo tomar el lápiz sin quebrar el grafito y de las maravillas de ese pequeño palacio al que los niños nombran: Mi escuela.

Homenaje a los Educadores Cubanos, que por  30 años o más aun siguen en las aulas, multiplicando sueños.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Osmaira -

Me has emocionado Bolivia. Yo también vi a Mirta días antes de iniciarse el curso. hace unos años atrás también la entrevisté y me dijo que serái el último curso, pero todavía sigue ahí. Con maestras como ella se dignifica la educación cubana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres