Blogia
Sigue a la Bola.

Fe, una mujer heroína.

Fe, una mujer heroína.

En la tarde del 13 de abril de 1961, dos estuches incendiarios preparados con explosivo plástico C-4, llegaron a las manos de un individuo pagado por el imperialismo yanqui,  apellidado González Vidal ese mismo día, a las seis de la tarde, despachó su última venta en el departamento de discos de la tienda el Encanto en La Habana, luego se dirigió a sastrería en el segundo piso de la instalación.
Al permanecer solo, pasó uno de los estuches entre dos rollos de tela. En otra estantería repitió la acción. A unas cuadras de la compañía subió a un auto y se marchó. La criminal acción se produjo a partir de las siete de la noche del 13 de abril de 1961.

El incendio comenzó en el segundo piso del edificio, y poco después, las llamas abarcaron todo el inmueble. En medio de la evacuación de las personas que se encontraban dentro de la tienda, los trabajadores y siete milicianos presentes en el lugar, batallaron sin cesar por sofocar las llamaradas, pero el esfuerzo fue inútil, El Encanto sucumbió ante la intensidad del fuego. Ya a salvo, una de las empleadas, Fe del Valle Ramos, decide regresar al establecimiento y recoger el dinero recaudado para la creación de los círculos infantiles en amplio movimiento que organizó la federación de mujeres cubanas en toda la isla. Ella no regreso. Su cuerpo fue encontrado entre los escombros carbonizado por el fuego. Y resultaron lesionadas 18 personas, entre ellas Mirta Navarrete, de 43 años, Hilda Ruiz, de 34, y Josefina Seijoó e Isabel Tapia, de 20. 

Fé del Valle Ramos, nació en Remedios en agosto de 1917,  en la antigua provincia de Las Villas. Una vez en La Habana empezó a trabajar desde los 17 años. Como trabajadora de la tienda el encanto Una de las acciones más fructíferas que realizó fue ayudar a crear un círculo infantil para las trabajadoras de la propia tienda “El Encanto”. Desde niña su familia y amigos la nombraban Lula cariñosamente y en su natal Remedios aquí en Villa Clara hoy  los niños acuden al círculo Infantil que lleva por nombre Lula del Valle en homenaje a Fe, una mujer  heroína.

Entre Cantos de niños, flores fue el homenaje de su pueblo natal Remedios a 53 años de aquel vil sabotaje a la tienda capitalina El Encanto donde perdiera la vida,  Fe del Valle Ramos, eternamente permanecerá en el recuerdo de quienes la vieron nacer y crecer aquí en el centro de Cuba. La pequeña lula de, vive también entre los retoños que ríen y juegan felices  en este círculo infantil remediano,  Lula del Valle en honor a  Fe, una verdadera heroína.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres