Blogia
Sigue a la Bola.

La Fuerzas Armadas Revolucionarias: Escudo de la Patria.

La Fuerzas Armadas Revolucionarias: Escudo de la Patria.

Cuando el Yate Granma desembarcó por playa Las Coloradas aquel 2 de diciembre de 1956, ni siquiera sus padres habían nacido, sin embargo, ellos conocen la historia  de los 82 expedicionarios que navegaron a través del Golfo de México, hasta llegar a Cuba aquel histórico día.

Son ellos jóvenes cadetes que apenas alcanzan los 18 años. Comenzaron este curso escolar, el primer año en diversas universidades militares. Los une el deseo de formarse como futuro oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en Cuba y haber nacido en la ciudad del Che, Santa Clara.

La vida de un cadete demanda entrega y amor. Son jóvenes que deben forjar su carácter sobre la base de una fuerte preparación física y psicológica para enfrentar con éxito cualquier situación. En comparación con otros estudiantes universitarios cubanos, el ingrediente fundamental es la voluntad y el sentimiento por lo que se hace y por el uniforme verde olivo.

Cursar estudios en la vida militar es muy diferente a lo que la mayoría de los jóvenes conocen. La dinámica es muy fuerte; ahora pueden estar sentados en un aula y a los diez minutos deben actuar ante una señal de alarma. Hoy pueden estar en su institución, pero mañana al frente de un pelotón dando instrucción militar y haciendo trabajo político con los soldados. En todos los casos deben estar preparados en su especialidad y dominar conocimientos de otras ramas

El orgullo de ser futuro oficial de las FAR con el compromiso que eso entraña para con la Revolución y con uno mismo, es la luz que los guía. El día en que se graduen, figurará en la lista de los momentos trascendentales de la vida de cada uno de ellos. También aman, sueñan, bailan, hacen poesía y extrañan a sus familiares distantes a 275 kilómetros, en la capital villaclareña.

Ser oficiales de las Fuerzas Armadas con sentido del deber y con firmeza en nuestras ideas como dignos hijos y defensores de la Revolución, es la aspiración más grande que atesora un cadete, y por llegar a ella, todo sacrificio nunca estará de más.  Para ese entonces, empuñaran  en sus manos, el escudo de la Patria.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres