Blogia
Sigue a la Bola.

En Haití todos los caminos conducen a la Brigada Médica Cubana

En Haití todos los caminos conducen a la Brigada Médica Cubana

Tal vez haya quien escuche alguna historia acontecida en Carrefour y
solo piensen en la cadena de hipermercados francesa presente en todo el
mundo consumista. En el idioma galo, el vocablo significa cruce de
caminos. Pero en Haití, Carrefour es una de las comunas más pobladas del
departamento Oeste, a pocos kilómetros del corazón de Puerto Príncipe.
Fue severamente afectada por el sismo de enero de 2010, cuando destruyó
poco más del 50 % de sus edificaciones. Todavía es posible observar los
vestigios del evento, incluso a pocas horas de cumplirse el primer año
de su paso devastador.


Mientras buscábamos a los médicos cubanos, que de seguro laboraban en
el Centro de Tratamiento de Cólera (CTC), aunque fuese fin de semana,
notamos que una voz salía de las carpas diseñadas para este fin. En
perfecto español una mujer clamaba: “Dios, bendiga a los cubanos”. Era
Albinicia, haitiana de 54 años, infectada por la epidemia que azota al
país caribeño. Nos explicó que enfermó por beber agua contaminada y
desoír las medidas de higiene, a pesar de contar con un mínimo nivel de
instrucción para comprender los mensajes preventivos. A su lado
permanecían la doctora Yaima Santamaría Concepción y el enfermero Manuel
de Jesús Pérez Suárez, quienes a esa hora habían dado el alta a dos
pacientes recuperados.


En la sala situacional del CTC de 100 camas, la doctora Isdalvis
Hinojosa resumía a los visitantes el trabajo que diariamente realizan
los 32 colaboradores cubanos bajo su dirección. Asimismo, comentó de las
peculiaridades del enfrentamiento al cólera, fundamentalmente, en las
10 sub comunas de difícil acceso de las 13 ubicadas en esa zona
metropolitana, de más de 400 mil habitantes.


Isdalvis señaló que cuando arribaba un paciente enfermo de cólera se
indagaba su procedencia y allí se dirigía el Grupo de Pesquisa Activa.
Este último está compuesto por 5 integrantes, al cual se le suma, de
acuerdo a las necesidades, un epidemiólogo. Suelen recorrer varios
kilómetros y, algunas veces, pernoctan en el lugar. Hasta el sábado 8 de
enero en el CTC de Carrefour se habían salvado 154 vidas. Por cada 100
pacientes enfermos de cólera, 31 eran hospitalizados con estancia de
unas 8 horas.


Es mediodía y difícil el retorno desde Carrefour, puerta de acceso al
sureste de Haití. Las tarimas improvisadas de los mercaderes reducen el
espacio de las aceras. La fluencia de autos satura las calles y los
transeúntes aprovechan la extensa fila para alcanzar la esquina que
marca el fin de la encrucijada.


Por Liurka Rodríguez Barrios
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres